10 consejos en un accidente de tráfico.

Quiero daros 10 consejos a tener en cuenta si tenéis un accidente de tráfico. No son consejos sacados de una ley. Son consejos surgidos de la experiencia, del día a día. De múltiples conversaciones con clientes que habían sufrido un siniestro. En definitiva, consejos eminentemente prácticos. Más sabe el diablo por viejo que por diablo.

1.-Nunca te fíes del culpable del accidente.

Te han golpeado con el coche. El contrario se baja reconociendo toda su culpa.

Le falta echarse a llorar del cargo de conciencia que tiene… Te dice que no hace falta llamar a la Policía, ni siquiera firmar un parte amistoso. Que él se hace cargo, y te da su número de teléfono.

Pasa una semana y lo llamas. Para tu sorpresa, siete días después ya no te conoce, o te dice que la culpa fue tuya.

Y ahora intenta demostrar lo contrario.

Por mucha culpa que asuma el contrario, nunca te fíes. Asegúrate de tener pruebas de lo sucedido.

No dejes de tomar las precauciones que a continuación te cuento.  

2.-Llama a la Policía.

Siempre hay que llamarlos.

Ayudan muchísimo: a poner orden, a tranquilizar a los implicados en el accidente y a rellenar el parte amistoso.

Así que nada más bajarte del coche, si vais varios, que uno hable con los contrarios y el otro vaya telefoneando a los locales. O a la Guardia Civil si el accidente ha sido fuera del casco urbano.

Es importante que sepas que te van a preguntar si hay heridos.Es importante que seas precavido y digas que sí (salvo que el golpe haya sido tan leve que apenas te han rozado)

Porque no se trata de que haya alguien sangrando, simplemente es suficiente con que te hayan dañado el cuello o la espalda o lo que se tercie.

Y piensa que en caliente, y con el cabreo no te dolerá nada, pero cuando te enfríes, en un 99 % sí que verás las estrellas.

Y te arrepentirás de no haber dicho que había lesiones cuando te preguntaron

3.-Tranquilidad

Y es que es necesario poner orden porque la gente tras un accidente reacciona de manera muy nerviosa y agresiva.

Se les va el “perol” y te insultan o incluso te agreden.

Lo mejor es que mantengas la mente fría. Y que mientras viene la Policía estés todo lo tranquilo que puedas.

Evita discutir y pelearte. Las peleas de tráfico son muy peligrosas. Nunca acaban bien.

Tú a lo tuyo. A tomar pruebas de lo que ha pasado y a seguir tu camino.

Ya pedirás responsabilidades más adelante por la vía que corresponda. Pero no intentes arreglarlo en caliente y a puñetazos.

Por cierto, la gente se altera tanto que a veces se olvida que están en medio de una carretera donde siguen pasando los coches.

Procura ponerte en un lugar a salvo. Sobre todo si el accidente ha sido en una autovía. Muchas muertes por atropello se producen tras un accidente previo.

4.-Saca fotos.

Los más “listos” mueven su coche antes de que llegue la Policía.

Para que no se sepa cómo ha sido exactamente el accidente. Y no haya pruebas de su culpa. O directamente huyen. Mutis por el foro

Por cierto, en los casos en los que el culpable se ha dado a la fuga también se puede reclamar.En esta entrada lo explico. 

Así que antes de que nadie cambie nada haz fotos.

De cómo han quedado los vehículos. De los daños (bollo o rayajos) en el coche. De si hay señales en la calzada de frenazos. Del lugar del accidente y las señales de tráfico que regulaban esa vía.

Y por supuesto, fotos de la matrícula del vehículo contrario.

La Policía, cuando llegue, también tomará fotos.

Pero es aconsejable que tú hagas tu propio reportaje. Por si el Local ese día está más despistado y se le escapa algún detalle (todos tenemos días tontos).

Y aunque la culpa haya sido tuya, no dejes de fotografiar los daños sufridos por el coche contrario. El lugar exacto y el tamaño de los mismos.

Que muchas veces te la intentan “colar”. Y, después de un levísimo roce, pasadas las semanas te encuentras una demanda en la que te reclaman un siniestro total.

5.-Rellena bien el parte amistoso.

Parece fácil, pero tras un accidente estás nervioso y se termina metiendo la pata.

Intenta tener la cabeza fría y fijarte muy bien en las casillas que marcas y el dibujo que haces. Que quede claro de quién fue la culpa.

Nunca dejes al contrario rellenar el parte amistoso por tu cuenta.

Y si pretenden que firmes un parte amistoso con el que no estás de acuerdo, no lo hagas.

O fírmalo haciendo constar en dicho parte no estar de acuerdo con algún apartado y diciendo cuál ha sido el verdadero motivo de la colisión.

En todo caso no hay obligación de firmar un parte amistoso y menos si viene la Policía (aunque es muy aconsejable).

Hay dos apartados que se suelen pasar por alto, el de testigos y heridos. Son importantes, no dejes de rellenarlos.

6.- Busca testigos.

Es esencial tener testigos.

Por eso, si alguien ha presenciado el accidente pídele su teléfono por si el día de mañana necesitas que te echen una mano. 

No te cortes y pide ayuda a los allí presentes. La gente en estos casos suele ser muy colaborativa.

E incluye sus nombres en el apartado “testigos” del parte amistoso.

7.-Cuida tus lesiones.

La salud es lo primero.

Aunque el golpe haya sido muy pequeño puedes haber sufrido lesiones. Lo curioso es que en caliente no las notas, no te duele. Parece que estás bien.

Pero generalmente cuando pasan unas horas o unos días empiezas a sentirlas.

Por eso en el parte amistoso di que sí hay heridos, porque te duele algo.

Luego, si finalmente no sufres lesiones, habrá tiempo de decir que no fue nada. (Ojo, no te pido que exageres, simplemente que seas precavido)

Te recomiendo que vayas inmediatamente al medico y te exploren. Que estés muy atento a las posibles molestias y que te pongas rápidamente bajo tratamiento médico

Y no te hagas el fuerte. Por muy “macho alfa” que seas no pasa nada porque vayas al hospital.

Un reconocimiento a tiempo puede evitar lesiones futuras.

En cuanto a qué lesiones se pueden reclamar y cómo obtener la máxima indemnización, no dejes de leerte esta entrada.

8.-Da parte a tu compañía de seguros inmediatamente y deja bien claro de quien ha sido la culpa.

Aunque parezca mentira, a veces tu propia compañía asume que la culpa ha sido tuya sin preguntarte.

Por lo que le haya podido decir la compañía contraria.

Así que no lo dejes y ponte en contacto con ellos.

Le explicas de quien ha sido la culpa y le mandas toda la documentación de que dispongas. Eso facilitará la rápida reparación de tu vehículo

9.-No tires nada, todos los daños se pueden reclamar.

Si se ha dañado ropa, un móvil o un reloj no lo tires.

Guárdalo porque todos los daños se pueden reclamar y en ocasiones es necesario conservar esos objetos para acreditar el daño.

A veces las compañías de seguros, pasados unos meses, los reclaman para verificar los desperfectos sufridos. Y pagarlos.

Igualmente, si (por ejemplo) has tenido que coger el autobús al quedarte sin coche, o  has ido a una farmacia a comprar medicamentos por el dolor, conserva los tickets. 

Todos estos perjuicios y muchos otros se pueden reclamar. Por eso es importante que te asesores bien.

10.-Ponte en contacto inmediatamente con un abogado y no firmes nada sin consultar.

Porque sabemos lo que tienes que hacer. Lo que puedes reclamar. Y porque te hacemos todas las gestiones para tu tranquilidad.

Además a veces las compañías de seguros se huelen que las lesiones que has sufrido han sido muy graves y te ofrecen rápidamente una cantidad mucho menor a la que pudieran ser condenados el día de mañana.

O te ofrecen el valor venal de un vehículo y no el de reparación. Si estás en esta situación no dejes de leer esta entrada.

Y la gente por las prisas, y viendo el dinero “en sus manos” acepta sin informarse si había otras posibilidades.

No firmes nada sin asesorarte previamente.

Consúltame, llevo más de 10 años dedicado a los accidentes de tráfico. Estaré encantado de ayudarte.
Si te ha gustado el contenido de esta entrada, en esta otra desarrollo con más detalle los tres pasos fundamentales tras el accidente de trafico: ir a urgencias, contactar con un abogado y dar parte a tu compañía..

Formulario Widget
reCAPTCHA

LlámameFacebookWhatsapp
Scroll to top