3 pasos a seguir tras un accidente de tráfico. Cómo obtener la máxima indemnización.

Si acabas de tener un accidente de tráfico, en esta entrada te explico cuáles son los 3 pasos que tienes que seguir para obtener la máxima indemnización.

1.- Ir a urgencias.

Que hacer tras un accidente de trafico

La salud debe ser tu principal preocupación. Así que lo primero es ir a urgencias para que valoren tus lesiones. No hay excusas, ya estás tardando. Ya te calentarás la cabeza con el resto de las cuestiones.

Y es importante que lo hagas el día del accidente o al siguiente. Nunca lo dejes más de 72 horas.

Porque te puede dar problemas a la hora de recibir asistencia médica por lo que las aseguradoras llaman la falta del “nexo causal” (requisitos y formalidades, en ocasiones, absurdas con el único objetivo de librarse de pagar)

En el hospital no olvides comentarle al médico todo lo que te duele y que quede constancia en el parte de urgencias.

Y cuando digo todo es todo, por mucho que alguna molestia parezca insignificante. Piensa que tras el accidente tu cuerpo está en caliente, pero en cuanto se enfríe te vas a enterar de lo que es bueno.

En cuanto a las lesiones, qué reclamar y cómo obtener la máxima indemnización, en esta entrada lo explico todo.

2.-Contacta con un abogado especialista en accidentes.

Ya tienes el parte de urgencias en el bolsillo, ahora te toca buscar un abogado. Y no, no es que quiera barrer para casa porque me dedico a esto. Es que hay motivos de peso.

No hace mucho cambiaron la ley, y se permitió que los accidentes pudieran solucionarse fuera de un Juzgado.

La idea a priori pudiera ser buena, porque facilitaba la rapidez en la tramitación de los siniestros (ya sabemos que los Tribunales son muy lentos).

Pero esto es Españistan, picaresca al poder. Así que las compañías de seguro aprovecharon que los abogados dejábamos de ser imprescindibles para ahorrarse un dinerito y hacer las gestiones directamente ellos.

Pasos tras un accidente de tráfico

Y quién sale perjudicado de esta maniobra de las compañías de seguro son, con diferencia, los asegurados. En esta entrada te pongo varios ejemplos para que entiendas el por qué.

Porque en un accidente de tráfico los abogados no son obligatorios….pero sí muy necesarios.

Un abogado siempre va a tener mucho más interés que un tramitador de una compañía en que tú obtengas la máxima indemnización.

Además, la reclamación por accidentes de tráfico es de una gran complejidad, donde confluyen muchos factores y detalles a tener en cuenta. Muchos frentes abiertos que hay que saber gestionar.

Y, en primer lugar, un tramitador de una compañía, por mucho que sepa, nunca va a tener la experiencia de un abogado, entre otras cosas porque no se dedica a estudiar Jurisprudencia (Sentencias) ni lo verás con una toga en un Juicio.

Pero es que, si recurres a un abogado, al menos conmigo, vas a tener un trato más directo (una respuesta inmediata a tus dudas) que el que te pueda ofrecer una compañía de seguros. Y encima, te puede salir completamente gratis.

Y es que, precisamente, el abogado lo tiene que pagar tu compañía de seguros, por lo que a ti (probablemente) no te costará un duro. Sin olvidar que, encima, tienes derecho a elegir el que te dé la real gana.

Todo son ventajas, no pierdes nada. De hecho, la que pierde (dinero) es la compañía.

Por todo lo expuesto, es de vital importancia que, desde un primer momento te pongas en manos de un abogado, para que te asesore, te lleve de la mano y no se quede ningún cabo suelo, que, a veces, luego ya es demasiado tarde.

Y mira tú que casualidad, yo soy abogado y especialista en accidentes de tráfico…. así que no dudes en contactar conmigo y contarme tu caso.

3.-Dar parte a tu compañía del accidente de tráfico.

Ya solo nos queda un último paso para echar la maquinaria a andar. Ahora toca dar parte a tu seguro y comunicarle que has elegido un abogado particular.

Se trata de poner en conocimiento de tu compañía que se ha producido un accidente: tan sencillo como enviarle el parte amistoso del accidente o una descripción del mismo si no lo rellenasteis.

Esto es esencial para dejar constancia, desde un primer momento, de que la culpa no fue tuya sino del contrario, y que, por lo tanto, te tienen que pagar los daños del coche y aportar asistencia médica para curar tus lesiones, dos de las cuestiones que más te apremian.

Ojito con dejar muy claro a tu compañía desde un primer momento de quién fue la culpa. Que a veces se nos adelanta el contrario, dice que la culpa fue tuya, tu compañía ni se molesta en verificarlo, y cuando tú das parte, te dicen que ya es tarde…..de traca, pero a veces ocurre.

Así que a ponerse las pilas, que aquí el que no corre vuela.

En cuanto a los daños materiales es suficiente con que le hagas una breve descripción al seguro de los daños que has sufrido.

Es decir, que no te van a pedir un peritaje técnico de la NASA. Simplemente te llamarán y te dirán que lleves el coche a un taller de una lista que te facilitarán. Y allí, conforme al convenio CICOS, lo más probable es que lo reparen. En esta entrada te explico con más detalle todo lo relativo a la reparación del coche y que otros daños se pueden reclamar.

Igualmente, en relación a las lesiones, tienes que mandarle el parte de urgencias y te prestarán la asistencia sanitaria que necesites o en su caso se autorizará para ello a la clínica que hayas elegido conforme al convenio UNESPA.

Esto es lo que ocurre en la generalidad de los casos, aunque no es tan sencillo y tanto respecto de los daños materiales como personales a veces ponen pegas.

En relación a la designación de abogado te intentarán meter miedo, “venderte la moto” desaconsejándote que recurras a alguno.

El motivo es sencillo, para ellos es un sobrecosto que se podrían evitar. Pero como te dije anteriormente, tienes todo el derecho del mundo, y es bastante probable que encima a ti te salga gratis. Con lo cual blanco y en botella.

Conclusión.

1.- Tras un accidente de tráfico, lo primero tiene que ser sí o sí la salud. Así que toca ir a urgencias.

2.-El segundo paso es ponerte en contacto con un abogado especialista que te pueda asesorar, explicarte todo y llevarte de la mano.

3.-Por último, es esencial que des parte a tu seguro, explicando de quién fue la culpa, comenzando las gestiones relativas a la asistencia sanitaria y la reparación del coche.

Son muchos años llevando accidentes de tráfico. Y te puedo decir que, enumerar precisamente estos tres, no es fruto del capricho, sino que el único motivo que hay detrás es ir eliminando problemas que, si no se hace, en un futuro van apareciendo.

Porque más sabe el diablo por viejo que por diablo, y créeme que coger el toro por los cuernos desde un primer momento y hacer las cosas bien, te va a ahorrar muchos quebraderos de cabeza.

Además, te vas a poner en manos de un abogado que se va a encargar de todo, quitándote un gran peso de encima (la tranquilidad de estar todo bajo control).

Si quieres más información sobre el procedimiento a seguir en la reclamación por accidente de tráfico, no dejes de leer esta entrada.

Abogado especialista en accidentes de tráfico en Granada.

Fuentes: foto de entrada, foto 1

Pablo Romero
Author
¿Quién soy yo? Pues alguien muy alejado de la imagen fría y distante que quizás tengas de un abogado. Me caracteriza la cercanía, confianza y sencillez. Me encanta mi trabajo y me ilusiona ayudar a los demás. Civil, penal, laboral y familia. Pablo Romero. Abogado en Granada.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad