SUSPENSIÓN DE LA PENA DE PRISIÓN ¿EN QUÉ CONSISTE?

Te acaban de decir que aunque te condenen a prisión no vas a ir a la cárcel. Que se suspende la pena. ¿La noticia es tan buena como parece? Ten cuidado, que no es oro todo lo que reluce….

NO SIEMPRE QUE TE CONDENAN A PRISIÓN VAS A LA CÁRCEL.

Si te han condenado a 2 años (o menos) de prisión, es tu primer delito y has pagado la responsabilidad civil lo normal es que no pongas un pie en la cárcel. Porque te suspenden la pena. (Para más detalles sobre cuándo te suspenden la pena leer esta entrada)

Así que ya puedes respirar tranquilo. Te has llevado la alegría de tu vida.

Pero lo cierto es que no sabes en qué consiste o qué supone esa suspensión. Y mucho cuidado, que es un regalo envenenado.

EN QUÉ CONSISTE LA SUSPENSIÓN DE LA PENA.

suspension de la pena en que consiste

La condena a prisión no ha desaparecido pero se deja en suspenso, sin efecto, durante un periodo de tiempo, tiempo en el cual tú no puedes volver a delinquir.

En concreto el plazo de suspensión será de tres meses a un año para las penas por delitos leves y de dos a cinco años para el resto de penas. (art 81 CP) Si cometiste el delito como consecuencia de tu adición a una droga y estás bajo tratamiento, la suspensión es de tres a cinco años.

Y ojito que muchas veces, además, condicionan la suspensión de la pena al cumplimiento de medidas complementarias como ordenes de alejamiento o prohibiciones de comunicación, obligaciones de comparecer periódicamente en los Juzgados, participar en programas de desintoxicación etc etc

Y el incumplimiento (de manera grave y reiterado) de estas medidas también deja sin efecto la suspensión.

Así que dicho en cristiano, la condena a ir a prisión existe y está vivita y coleando, solo que el legislador te da como una especie de comodín. Algo así como “por esta vez lo vamos a dejar pasar”….. te están diciendo que no vas a ir a la cárcel si durante un determinado periodo de tiempo no vuelves a meter la pata.

Y ahí está la “gracia” (el peligro) del asunto

UN REGALO ENVENENADO.

El problema es que la gente se relaja, se piensa que “ya está”, que al final no ha pasado nada y que han cometido un delito pero que se van de rositas.

Pero no es moco de pavo: al siguiente error que cometas vas a tener premio de cárcel por partida doble. Toma castaña.

Porque si cometes un nuevo delito, al haberte quedado sin “comodín”, es probable que no puedas acogerte a una nueva suspensión de la pena. Así que si tiene pena de cárcel, por pequeña que sea, te la vas a comer con patatas (para más detalles aquí)

Pero es que, además, de regalo, te levantan la suspensión que tenías de tu primer delito. Lo cual supone que vas a tener que “lidiar” con la primera condena. Sí, sí, con esa pena de prisión que tu ya dabas por olvidada.

Y de pronto te das cuenta que la suspensión era un regalo envenenado. Porque si no volvías a meter la pata venía de lujo, pero si cometes un nuevo delito te vas a dormir a prisión por una larga temporada.

Con esto no quiero asustar a nadie. Evidentemente si tienes la opción de suspender una pena y evitar ir a la cárcel,no dudes en hacerlo.

Pero ya sabes lo que supone, ya sabes lo que hay. Que no es oro todo lo que reluce.

Por eso, cuando dependiendo del delito, tienes la opción de elegir entre una multa o una suspensión de la pena, yo recomiendo rascarse el bolsillo. Sí, tendrás que pagar un dinerito y eso siempre duele, pero es mucho mejor que vivir durante unos años con el miedo de no volver a equivocarte.  

Si tienes cualquier duda sobre tu caso, escríbeme y te quedarás tranquilo. Estamos hablando de tu libertad, merece que le dediques 5 minutos. Será un placer ayudarte

Dejar un comentario

Formulario Widget
reCAPTCHA

LlámameFacebookWhatsapp
Scroll to top