SANCIÓN ADMINISTRATIVA POR POSITIVO DE CONTROL DE ALCOHOLEMIA.

Conducir bajo los efectos del alcohol está prohibido (lo sé, no hacía falta decirlo). Pero existen diferentes tipos de castigos. Unas veces la sanción es administrativa y otras veces es penal.

Ya hemos visto cuándo y cómo se aplica la vía penal (aquí) y las penas que pueden caerte (aquí)

¿Qué ocurre en los supuestos en los que no se ha bebido tanto como para aplicar la sanción penal? Pues que el castigo es administrativo.

Son aquellos casos en los que, pese a haber bebido, no se está tan afectado por el alcohol como para constituir un verdadero peligro que requiera de una respuesta más dura.

Si eres un conductor normal, serás castigado administrativamente si das, como mínimo, un resultado de 0,25 mg/l de alcohol en aire espirado (cuando soplas en un control de alcoholemia) o 0,50 g/l de alcohol en sangre. (Recuerda que la prueba de sangre no es obligatoria).

Ese es el mínimo, el máximo son 0,60 mg/l en aire espirado y 1,2 g/l en sangre, en cuyo caso ya se pasaría a la vía penal (y no se te podría sancionar administrativamente).

Excepcionalmente, por debajo de 0,60 también te pueden sancionar penalmente. Para más información ver esta entrada.

Si eres un conductor novel (dos primeros años desde que obtuviste el carnet) o conductor profesional (de vehículos de determinadas características), los límites mínimos son aún más bajos: 0,15 m/l en aire (soplando) y 0,3 g/l en sangre.

Todo lo que te acabo de explicar viene recogido en el Reglamento Genaral de la Circulación.

¿Y cuales son las sanciones administrativas?

Pues depende del resultado que des en el control de alcoholemia:

-Si has superado el mínimo permitido, pero soplando no has rebasado los 0,5 mg/l te “cascan” una multa de 500 euros y te quitan cuatro puntos del carnet.

-Si superas esos 0,5 mg/l la multa es de 1000 eurazos y 6 puntos del carnet.

Ya sabes que si llegas a los 0.6 mg/l la sanción pasa a ser penal.

Y en este punto es muy importante recordar que no te pueden sancionar dos veces, por la vía penal y la vía administrativa, a la vez y por el mismo hecho. Y es un error muy común en la gente, que desconoce este hecho y termina pagando cuando no debía.

Vamos, que la administración se lleva calentito un dinero que no le corresponde. Lee esta entraday te explico bien de lo que hablo (y como recuperar el dinero pagado indebidamente). 

Formulario Widget
reCAPTCHA

LlámameFacebookWhatsapp
Scroll to top