¡QUE NO! QUE NO PUEDES LLEVAR A TU NIÑO PEQUEÑO EN EL ASIENTO DELANTERO (SALVO EXCEPCIONES)

Tienes un hijo. Y cada vez que lo montas en el asiento de atrás te vuelve loco/a. Lloros, pataletas, soltándose cual Houdini de las correas. De hecho alguna vez has estado a punto de tener un accidente por ir más pendiente del enano que de la carretera. Así que has decidido poner la sillita de tu pequeño en el asiento del copiloto. Y ahora va mucho más tranquilo y además lo tienes a mano… craso error. Te explico por qué.

DESDE 2015 ESTÁ PROHIBIDO PONER LA SILLITA DE TU HIJO EN LA PARTE DELANTERA. SANCIÓN IMPONIBLE

Conforme al art 117 del Reglamento General de Circulación está totalmente prohibido poner los sistemas de retención infantil homologados (usease, las “sillitas”) en el asiento delantero.

Eso sí, la normativa recoge una serie de excepciones que ahora te comentaré.

El motivo no es, como muchos piensan, por un simple afán recaudatorio sino porque hay varios estudios que demuestran que tus hijos van más seguros, y hay menos riesgos de lesiones, cuando viajan en los asientos traseros que en los delanteros.

Y la seguridad de los peques tiene que ser lo primero.

Por lo tanto, si tu niño va de copiloto te estás jugando que te “casquen” una buena multa.  En concreto 200 € y retirada de 3 puntos del carnet por una infracción grave.  

Entonces el que va a llorar no va a ser tu hijo, vas a ser tú.

Ojo, esto es aplicable al supuesto de que tu hijo siga midiendo menos de 1,35 cm de altura (generalmente durante sus primeros 9 años).

Si tu niño es como Pau Gasol no hace falta que te calientes la cabeza. Aunque la DGT recomienda utilizar una silla hasta que alcanzan el 1´50 (normalmente a los 12 años)

EXCEPCIONES. CUÁNDO PUEDO PONERLO DELANTE.

Pero toda regla tiene su excepción. Si podrías llevar a tu niño de copiloto en los siguientes casos:

-Cuando tu coche no tenga asientos traseros. Por ejemplo, si “gastas” uno de esos coches de lujo ultra modernos como un Lamborghini Veneno Roadster, aunque no sé por qué, no visualizo yo a su dueño/a con un peque manchándole la tapicería.

Cuando los traseros ya estén ocupados. Es lo que le ocurriría a Chencho de “la gran familia”

O cuando no sea posible instalar en dichos asientos todos los sistemas de retención infantil

Y recuerda que, en estos supuestos, si la sillita está a contra marcha (mirando hacia atrás) tendrás que desactivar el airbag frontal.

Así que, salvo que estés en alguna de estas excepciones, no hay “tutia” y los peques a la parte de atrás del coche. Ya sabes, una tila antes de ponerte a conducir con la familia y a disfrutar del camino…

Si tienes cualquier duda, consúltame en pablo@miabogadodeconfianza.es

Abogado experto en accidentes de tráfico

Formulario Widget
reCAPTCHA

LlámameFacebookWhatsapp
Scroll to top