NO QUIERO SEGUIR CON EL ALQUILER ¿ME PUEDEN RECLAMAR LO QUE QUEDA DE RENTA? DESISTIMIENTO/RESOLUCIÓN ANTICIPADA DEL ARRENDAMIENTO DE VIVIENDA POR EL INQUILINO/ARRENDATARIO

Estás viviendo de alquiler y has decidido marcharte de la vivienda antes de tiempo.¿Lo puedes hacer sin que te cueste un duro? ¿Te pueden reclamar todo lo que resta de contrato? En esta entrada te lo explico.

EL PLAZO MÍNIMO DE DURACIÓN DEL CONTRATO: 6 MESES.

Vayamos al supuesto típico en un arrendamiento de vivienda: generalmente los alquileres los firmas por un año.

O lo que es lo mismo, te has comprometido por escrito (el contrato) a pagarle al casero 12 meses de renta. Teóricamente lo prometido es deuda.

Pero la vida da muchas vueltas. Quizás porque has encontrado trabajo en otra ciudad, quizás porque has visto un piso más barato, o sencillamente porque te da la real gana, decides irte antes de tiempo, sin cumplir con el año pactado.

Y siempre surge la misma duda: el miedo a que te puedan reclamar TODO lo que resta de alquiler ¿Tienes que quedarte por narices en la vivienda?

Pues va a ser que no.

La Ley de Arrendamientos Urbanos, en su art 11,  establece que, sea cual sea la duración que se haya puesto en el contrato, el plazo mínimo (obligatorio) es tan solo de 6 meses.

O dicho en cristiano, pasado medio año puedes hacer el petate y marcharte “de gratis”….o casi.

POSIBLE PEQUEÑA PENALIZACIÓN

Vale, es cierto que, pasados los 6 meses, no te pueden reclamar TODAS las mensualidades restantes, pero no tan rápido.

Porque eso no quita que se pueda acordar una pequeña penalización.

Un castigo para ti, inquilino “malvado”, por no cumplir con tu palabra y saltarte a la torera lo pactado.

Pero no te preocupes, que esa sanción tiene dos condiciones/ límites:

tiene que estar previamente recogida en el contrato. Así que si a nuestro querido casero se le pasó incluirla en su día, si no la puso por escrito, ahora puede decir misa.

-y hay un tope máximo. En concreto, el importe de una mensualidad de renta por cada año que reste por cumplir. Y si queda menos de un año, pues la parte proporcional. Todo lo que supere este límite es ilegal.

Esto quiere decir que, salvo que hayas firmado 15 años de alquiler (en cuyo caso sí te puede salir un pico) lo normal es que la sanción sea casi simbólica: por ejemplo la mitad o un tercio de la mensualidad. O ni eso.

Nada comparado con lo que te reclama el arrendador. Así que ya puedes volver a respirar.

¿Y SI FIRMÉ UNA CLÁUSULA QUE ME OBLIGA A PAGAR TODO LO QUE RESTA? ¿O UNA PENALIZACIÓN DESORBITADA?

Hay caseros “avispaos” que incluyen en el contrato una cláusula que expresamente dice que si te vas antes de tiempo, tendrás que pagar todo lo que resta de alquiler. O una indemnización “de agárrate y no te menés”

Y tú, que no tenías ni idea (para qué ibas a consultar a un abogado), las firmastes en su día tan contento.

Por lo que ahora está el arrendador amenazándote con ponerte una demanda si no le pagas. Porque expresamente lo aceptaste por escrito.

Pues que no te venda la moto, que no lleva razón.

Este tipo de cláusulas van en contra de los derechos mínimos que la Ley de Arrendamientos Urbanos recoge para el arrendatario.

Por eso, por mucho que se hubieran acordado entre las dos partes, por mucho que estuvieran libremente firmadas y aceptadas, son inservibles, papel mojado (para más información pinchar aqui)

Pero algunos caseros, ya sea porque desconocen esta norma o porque son muy “pillos”, le reclaman al inquilino a ver si cuela.

Ala, pues tu ya sabes que “nanai de la china”. De nada por ayudar. Aún así no dejes de consultarme, que nunca está de más.

DESISTIMIENTO DENTRO DE LOS 6 PRIMEROS MESES

Estamos constantemente hablando de lo que ocurre después del medio año.

Pero no olvides que el casero, si todavía no ha pasado el primer semestre, sí que te puede reclamar el resto de rentas. Ojo, solo hasta el sexto mes (inclusive) .

Y da igual si apenas habías puesto un pie en la vivienda, si apenas habías hecho uso de la misma. Habértelo pensado mejor.

Y cuidado, porque a esas rentas se le puede añadir la penalización de la que hablábamos antes. Toma castaña.

En estos casos te aconsejo que, si dispones de algún motivo lógico para irte de la vivienda, lo hables con el arrendador.

La mayoría son personas muy razonables que, si le explicas tu situación y además le dejas la casa en perfecto estado, aunque pudieran, no te van a poner pegas.

¿ES NECESARIO ALEGAR ALGUNA CAUSA?

Al hilo de lo que estamos hablando, has de saber que en realidad no es obligatorio justificar motivo alguno.

Como decía, en los 6 primeros meses si te lo recomiendo, pero una vez pasado ese tiempo ten claro que te puedes ir sin dar más explicaciones.

Otra cosa es que quieras hacerlo por deferencia.

Y recuerda que, des explicaciones o no, siempre tienes que avisar al casero con una antelación de 30 días (salvo que el contrato diga otra cosa)

Por cierto, des explicaciones o no, aunque no te pongan pegas, deja siempre constancia por escrito de que abandonas la vivienda. Que te pueden jugar una muy mala pasada.

 

Para concluir, solo me queda decir que, si el casero es buena gente no tendrás el más mínimo problema. Pero esto es España, aqui el que no corre vuela. Y las bromas te pueden salir muy caras. Asesorate bien desde un primer momento. No dudes en consultarme. Será un placer ayudarte.

ACLARACIÓN 1: esta entrada es válida solo para los arrendamientos de vivienda. Para otros tipos de arrendamientos, como los de local de negocio, no se aplica la norma de los 6 meses. Y las consecuencias por desistimiento anticipado del contrato son distintas (en breve haré una entrada sobre este tema)

ACLARACIÓN 2: esta entrada es válida para los contratos de arrendamiento a los que se le aplica la legislación vigente a la fecha de publicación, en concreto los posteriores al 6 de junio de 2013. Si tu contrato es anterior, no dudes en consultarme por si la regulación fuera diferente.

Dejar un comentario

Formulario Widget
reCAPTCHA

LlámameFacebookWhatsapp
Scroll to top