¿ES NECESARIO UN ABOGADO PARA RECLAMAR EN UN ACCIDENTE DE TRAFICO? POR QUÉ ES MUY ACONSEJABLE

Acabas de tener un accidente de tráfico. La compañía de seguros te informa de que no es obligatorio contar con un abogado. Pero tu quieres obtener la máxima indemnización y no sabes si buscar uno. Además, te han comentado que no te costará un duro. En esta entrada te explico todo lo que tienes que saber.

¿ES OBLIGATORIA LA PRESENCIA DE UN ABOGADO?

La respuesta rápida es que en la mayoría de los casos NO. Aunque, antes de continuar, conviene matizar.

Si la vía que utilizas es la penal previa interposición de una denuncia, ahí si es necesaria la presencia de un abogado. Igualmente, tendrán que intervenir si reclamas civilmente y se llega a interponer demanda en la que pides más de 2000 €.

Pero es que, en la práctica, estos dos supuestos son los menos frecuentes

El primero (la vía penal) porque los Juzgados no están por la labor de dar pie a estas denuncias. Lo que en la práctica no anima a denunciar. Además, ya comentaba en esta entrada que no recomiendo usar esta vía.

El segundo (la demanda), solo se da cuando en la reclamación extrajudicial previa no se ha logrado alcanzar un acuerdo. Y créeme que en la mayoría de los casos sí que se suele alcanzar.

Por lo tanto, en el supuesto más típico y común que nos podemos encontrar de reclamación en un accidente de tráfico no es necesaria la intervención de un abogado. Sin embargo es esencial para tus propios intereses.

¿POR QUÉ ES MUY RECOMENDABLE SU PARTICIPACIÓN?

Seguramente estarás pensando que qué voy a decir yo, si soy abogado y vivo precisamente (entre otras muchas materias) de llevar accidentes de tráfico.

Pero, créeme, no se trata de barrer para casa porque me dedico a esto. No es que te quiera vender la moto. Es que hay motivos de peso que te paso a explicar (y que seguro te van a convencer)

Hace unos años se cambió la ley, y se permitió que los accidentes pudieran solucionarse fuera de un Juzgado.

Se pretendía dar rapidez a la tramitación de los siniestros, creando un procedimiento flexible frente al colapso de los Tribunales. Es decir, no se trataba en principio de quitar o no a los abogados, si no simplemente de alejar estos asuntos de los Juzgados para darle mayor celeridad. Así que la idea a priori pudiera ser buena….

Pero esto es Españistan, picaresca al poder. Las compañías de seguro aprovecharon que, al salir de los Tribunales, los abogados dejábamos de ser obligatorios. Y comenzaron a prescindir de ellos para ahorrarse un dinerito, haciendo las gestiones directamente ellos.

Y eso tiene un riesgo muy importante para el cliente, que es el que va a sufrir las consecuencias.

Te lo voy a explicar con un ejemplo. Tu compañía, después de reclamar a la contraria, puede cerrar un acuerdo en 2000 €. En realidad, sabe que si aprieta puede conseguir 2500 €, pero le interesa más cerrar el expediente que luchar por tus verdaderos intereses. Máxime cuando tú te vas a quedar contento porque no tienes ni idea de que se podía conseguir más dinero.

¿Y quién te podría avisar de esta circunstancia? ¿quién sí tendría interés en sacarte la máxima indemnización?

Lo adivinaste: un abogado. El profesional del que, tu compañía, se están ahorrando la minuta.

Esa y solo esa es la razón por la que las compañías han quitado a los abogados de la ecuación.

DERECHO A ELEGIR AL ABOGADO QUE TE DE LA GANA Y ADEMÁS QUE NO TE CUESTE UN DURO

Entonces, si la compañía me dice que se encarga del siniestro y no dice nada de un abogado, ¿qué puedes hacer?

Pues muy sencillo: reclamar lo que te pertenece, aquello a lo que tienes derecho: un abogado de tu elección y (en principio) gratis.

Así que tú vas a tu compañía y le dices que vas a elegir un abogado para que te lleve el caso. Ante eso, quizás, el mediador de turno te va a “alertar”: que si te puede costar un pastizal, que cuidado que tienes un límite o que mejor te quedes con el de la compañía.

Nada que temer. Te paso a explicar.

En primer lugar, cuando tienes un accidente las compañías te garantizan un abogado, pero no tienen que ser el que ellos quieran. Lo que ocurre es que cada compañía suele cerrar un acuerdo con un abogado concreto para no tener que estar buscando uno diferente cada vez que hay un siniestro. Es lógico.

Pero leamos entre lineas. Te puedes imaginar que si una compañía le va a pasar a un abogado una cantidad importante de casos, apretará hasta conseguir un precio inferior por cada caso. Es decir, “como te voy a dar muchos, si quieres que cierre un acuerdo contigo me cobras menos por cada uno de ellos”. Supongo que no te será difícil visualizar lo que quiero decir.

Consecuencia: en un primer momento no querrán contar con un abogado, pero si dices que quieres uno, querran meter al “suyo” porque les va a salir mucho más barato. Y quizás te presionen en ese sentido.

Pero tu tienes todo el derecho del mundo a elegir el que te de la real gana. Y ahora con más motivo que ya sabes el porqué de la insistencia de que te quedes con el suyo en concreto.

Por cierto, quiero aclarar que conozco a muchos abogados de compañías y muchos de ellos son grandes profesionales. Pero si quieres tener un abogado imparcial, que no tenga ningún vínculo con el seguro ni con sus intereses, consúltame

Entonces, el tramitador te comentará que tengas mucho cuidado, que tienes un límite de asistencia jurídica. ¿Y eso qué es?

Pues que lo que te cubre tu póliza no es ilimitado. Es decir, te van a cubrir hasta un tope máximo de gastos (el límite de asistencia jurídica). Dependiendo del seguro será 600 €, 1500 €, 3000 € etc.

Y muchas compañías “meten miedo” diciendo que te puede salir muy caro, porque seguramente se pase el límite que tienes asignado.

Pero es tan sencillo como hablarlo con el abogado que te va a llevar el caso. Ya te digo que generalmente la minuta que se cobra no suele superar estos límites. Pero incluso si se superan, la diferencia suele ser mínima y merece la pena pagarla.

Por lo tanto, lo más probable es que el abogado te salga totalmente gratis, porque lo paga la compañía.

Por tanto, si eliges un abogado todo son ventajas, no pierdes nada. De hecho, la que pierde (dinero) es la compañía.

Oyes, y mira tú que casualidad, yo soy abogado y especialista en accidentes de tráfico…. contacta conmigo  (además, si estas leyendo esto es porque ya tienes el problema -el accidente- y solo tardarás 5 minutos en consultarme)

Nota aclaratoria: Recientemente (3 de marzo de 2019) cambiaron la ley permitiendo reclamar por los accidentes de tráfico a través de una denuncia. Ya te dije anteriormente que, yo particularmente, no recomiendo esta vía. Pero es que, además, es bastante probable que las compañías no te digan nada de esta opción y sigan (porque pueden hacerlo) resolviendo estos asuntos sin un abogado de por medio. Porque el procedimiento en el que no es necesario el abogado sigue siendo plenamente válido.

 

Dejar un comentario

Formulario Widget
reCAPTCHA

LlámameFacebookWhatsapp
Scroll to top