Coche a la fuga tras un accidente de tráfico: ¿a quién puedo reclamar?

Aunque el coche con el que has tenido un accidente se haya dado a la fuga, y no sepas quién ha sido el culpable, puedes reclamar al Consorcio de Compensación de Seguros. Esta entidad responde en los supuestos en los que el vehículo causante de un accidente sea desconocido.

Has tenido un accidente de tráfico y la culpa ha sido del contrario.

El muy desgraciao , tras la colisión, se ha dado a la fuga. (Digo “desgraciao” por no decir algo más fuerte, porque hay que ser muy ******  para salir huyendo y dejarte tirado).

No te ha dado tiempo a tomar la matrícula del otro vehículo. Ni ver a sus ocupantes. 

Pero el golpe ha sido fuerte. Tienes lesiones y/o te han destrozado tu coche

¿Puedo reclamar por los daños personales y materiales?

Mucha gente piensa que si no has conseguido identificar a los culpables no hay nada que hacer. Que te toca comerte el accidente.

Pues tengo una buena noticia. Sí se puede reclamar. Frente al Consorcio de Compensación de Seguros.Art 11 LRCSCVM

¿Pero, qué es exactamente el Consorcio de Compensación de Seguros?

Dicho de una manera muy sencilla, es una especie de compañía de seguros pública que responde en varios supuestos en los que el resto de compañías de seguros no se responsabilizan.

Es como una garantía estatal que evita que te quedes colgao (sin respuesta) en todos aquellos casos que no te va a cubrir un seguro “normal”.

Y el supuesto más común es aquel en el que el vehículo culpable del accidente se ha dado a la fuga y no hemos podido tomar la matrícula del mismo (vehículo desconocido).

Como es evidente, al no saber cuál es el coche, tampoco sabemos cuál es su compañía de seguros, por lo que no nos podemos dirigir frente a la misma para reclamar los daños sufridos.

Pues en estos casos responde el Consorcio de Compensación de Seguros.

¿Qué podemos reclamar al Consorcio?: solo las lesiones, los daños materiales, salvo supuestos muy concretos, no los cubre.

Efectivamente, esta entidad se hace cargo de las lesiones sufridas.

De los daños materiales no se responsabiliza, salvo en los supuestos que las lesiones hayan sido muy significativas (muerte, incapacidad permanente o temporal con estancia en el hospital de siete días).

En estos casos también se puede reclamar los daños materiales.

Seguramente ahora mismo te estarás preguntando por qué responde de las lesiones y no de los daños materiales.

El motivo es que en España somos muy pillos. El que no corre, vuela.

Si se pudiera reclamar al Consorcio los daños materiales todo el mundo estaría inventándose accidentes en los que el vehículo contrario se dio a la fuga.

Y con eso trataríamos de conseguir que nos repararan de gratis todos los desperfectos del coche.

O dicho de otro modo, cada vez que alguien golpeara la columna del parking (que ya sabemos que, sin saber cómo, aparecen en medio cuando estás aparcando) inmediatamente demandaría al consorcio a ver si cuela.

El Consorcio tuvo que poner un límite, y por ley se decidió que solo tuviera que responder de los daños personales y de los materiales en los supuestos más graves (cuando las lesiones son muy importantes).

¿Qué prueba necesitamos para reclamar al Consorcio?.

Reclamarle al Consorcio no es nada fácil.

La gente también se inventa los accidentes para reclamar las lesiones. 

Por lo tanto, el principal escollo para que la reclamación llegue a buen puerto es  demostrar que sí hubo accidente de tráfico. Que éste no es inventado.

Y para conseguirlo es muy importante disponer de testigos, así que, como ya aconsejaba en esta entrada, en cuanto tengas el accidente, obtén el teléfono de las personas que lo hayan presenciado.

Igualmente es muy importante que llames a la Policía (o Guardia Civil si no es casco urbano).

Para que acuda de inmediato y, aunque el otro coche se haya ido, pueda presenciar el lugar de los hechos. 

Además, quizás no hemos anotado la matrícula, pero sí hemos visto el modelo de coche y el color del mismo. Y facilitando estos datos a la Policía, en ocasiones, estos consiguen localizar al culpable.

Y por último que hagas fotos del lugar de los hechos, por si hay restos de la colisión, o señales de un frenazo o aceleración etc.

En resumen, todo lo que pueda demostrar que otro coche estuvo allí. 

Otros supuestos en los que responde el Consorcio.

Como he dicho anteriormente, el Consorcio responde en aquellos casos en los que no responden los seguros “normales”.

Ya hemos hablado del más común: vehículo desconocido.

Pero existen otros dos: cuando el vehículo que ha provocado el accidente no tiene seguro, o se trata de un vehículo robado.

En estos casos también se puede reclamar al Consorcio.

Si estas leyendo esto es porque tienes un problema. No duces en consultarme.

 

 

Formulario Widget
reCAPTCHA

LlámameFacebookWhatsapp
Scroll to top